Susana Rocca: Las agencias van a ser muy buscadas, brindarán las garantías que Internet no puede dar

Susana María Rocca de Colomer felizmente jubilada como docente terciaria en instituciones con formación en Turismo, nos transmite su pasión por recorrer cada rincón de la Argentina, viajando junto a su marido en su propia casa rodante .



Nacida en Corral de Bustos, Susana trabajó durante casi 25 años como docente en Instituciones dedicadas a la enseñanza del Turismo, en la Escuela Superior M.Pacheco, en el Instituto Superior Mariano Moreno y en IES. Colaborar en la formación de profesionales de Turismo, fue para Susana un gratificante desafío, en el que siempre trató de transmitirles a sus alumnos el amor por la profesión “y lo más importante que se les note que disfrutan trabajando, el verdadero placer de servir con calidad”.


En el año 2015, luego de su jubilarse como docente, decidió emprender el rumbo de sus sueños, compró una casa rodante y junto a su marido comenzaron a vivir una filosofía de vida muy particular “llevar a cabo casi a la perfección la vida que planificamos para este momento de nuestra vida, viajar, viajar y viajar”. Actualmente frenada por la cuarentena, Susana nos cuenta que hasta el año pasado recorrieron la Argentina durante casi 3 meses, y en años anteriores un promedio parecido.



Dos hechos despertaron en Susana la curiosidad por conocer y viajar, la Tecnicatura en Turismo que realizó, y las asignaturas que ella misma dictaba como docente “mis asignaturas eran de Programación de Circuitos, Información Turística, Transportes, entonces la actualización era permanente y viajando lo más posible”. Hoy, en la rodante o contratando servicios en Empresas de Turismo, turistear es una parte muy importante de su tiempo y para Susana viajar es la mejor inversión.


En cada viaje una experiencia vivida, en cada sitio una historia para contar “algunos lugares nos atraparon como Purmamarca, en nuestro NOA. O el Bolsón en el sur, el Parque Nacional El Palmar en Entre Ríos. El Calafate en nuestra Patagonia, o Camarones, o Puerto San Julián”. Su primer viaje largo fue un mes completo por la costa patagónica hasta Ushuaia, su marido manejó más de 9000 km, ambos disfrutando de paisajes incomparables y siguiendo distintas recomendaciones “que el viento, que las rutas monótonas, que es caro, que los cruces a Chile, leímos todo y luego nos dejamos llevar por cada situación. Todo salió perfecto disfrutamos a full”.



En casi 5 años viajando, acompañada de su gran amor, le dieron la vuelta a la Mesopotamia en 40 días, Talampaya e Ischigualasto en 15 días, Ushuaia en un mes y otro mes al Noroeste, y en noviembre volvieron de Bariloche “se puede adivinar como nos sentimos en estos 3 meses de cuarentena sin poder salir, cuando nos habíamos acostumbrado que cada dos o tres meses salíamos hacia algún destino”.


Susana planifica sus viajes para disfrutar con todos los sentidos y el corazón. Tiene a mano antes y durante el recorrido, elementos infaltables, mapas, planos, calculadora para sacar tiempos, ubicación de estaciones de GNC, campings y GPS, entre otros. Calcula la cantidad de km por tramos, paradas técnicas, paradas turísticas, días de permanencia en cada lugar, etc “a medida que tengo ideas voy escribiendo borradores, y he llegado a armar un viaje completo en un hospital acompañando a mi esposo antes de una operación y luego de una quimio, la etapa de la programación es enriquecedora”.


Las comidas típicas, las ferias, artesanías, productos regionales, condimentos, dulces, escabeches y semillas para su huerta son algunos encantos que para Susana y su marido no tienen precio “compramos souvenirs para la familia y para nuestros amigos siempre que podemos, por lo general compramos música de cada lugar, carrillones e instrumentos musicales”.



Opina que el mercado millennials es un desafío, utiliza a las redes sociales en todo momento y en cada viaje va publicado en Facebook “pues es mi manera de conservar las fotos, y también publico para algunos ex alumnos que se enganchan y me siguen, me aconsejan, me invitan, o aprenden conmigo, me encanta hacerlo, lo disfruto mucho”. Considera que, si bien internet afectó a las agencias de viaje, la palabra del agente es muy valiosa, y la comercialización tradicional posee un valor especial “la atención personalizada, la confianza en la palabra empeñada, la alegría de estar en el lugar y que todo es cómo el agente de viajes nos explicó toda una garantía”.


Afirma que la Política turística a nivel Nacional y a nivel Provincial ha mejorado, reconociendo el valor de los profesionales en turismo, y nos comenta que aún no ha ocupado ningún cargo en la Política Turística empresarial “No, nunca, a los docentes no nos invitan a participar, será porque corregimos hasta los errores de ortografía, jaja”.



Visualiza que cuando la situación de crisis acabe, cuando se pueda volver a viajar, las agencias van a ser muy buscadas, por las garantías que Internet no puede brindar, pero que la recuperación va a ser lenta “muy lenta, llevará años volver a viajar con tranquilidad, es muy difícil pensar en el futuro cuando el presente está tan complicado”.


Finalmente nos deja un mensaje, unas palabras motivadoras para todos los que trabajan en el mundo del Turismo “es la mejor profesión, trabajar todos los días en lo que amas y encima te pagan”.

PERFIL:

Lugar en el mundo: “El Quicho” en las Salinas de Córdoba.

Una persona: muchas, mi familia y mis amigos.

Un sueño: la lucidez en la vejez.

Una virtud: mi buen humor.

Un defecto: ser muy confiada y positiva siempre.

Un gusto personal: el helado de dulce de leche.

Deporte o hobby que practica: alfarería un amante perfecto, la huerta un placer interminable, la cocina un delite compartido con amigos.

Club o equipo preferido: Talleres de Córdoba.

Un libro: todos los de cocina, huerta y alfarería…

Un color: rosa viejo.

Un cantante o grupo musical: las letras de Teresa Parodi y Abel pintos.

Un programa de radio, tv o película: El Método Komisky.

Comida preferida: la pizza.

Un personaje que te gustaría o hubiese gustado conocer: Dr Arturo Illia.

A quién llamarías para tomarte una selfie: a todos mis ex alumnos.

1,423 vistas1 comentario

Pensatur

Chacabuco 150, local 23 - Córdoba, Arg.

Cel.: +54 9 351 803 8230 (WhatsApp)

E-mail: pensatur@gmail.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco

© 2019 by Nickname

Suscribite a nuestro boletín