Rodolfo Palacini “Un tipo común que luchó y luchará siempre por generar productos diferentes”

Rodolfo Palacini es presidente de AIRPARK, disfruta de su trabajo, ama lo que hace, y su empresa lleva adelante un servicio de estacionamiento para aeropuertos, que tiene base en Córdoba, en Ezeiza Buenos Aires, y posee clientes en todo el país.



Le dicen Guny, tiene 65 años, nació en Córdoba y su tesoro más valioso es la familia: su esposa Alina y sus cinco hijos Verónica, Santiago, Lucio, Arantxa y Jerónimo. Es presidente de AIRPARK desde hace 11 años, y a partir de su experiencia nos transmite su visión del Turismo en la actualidad “El turismo es un producto en sí mismo, con cada pasajeros se mueve un engranaje tan inmenso que cuando realmente nuestros dirigentes lo interpreten y se entienda, seremos capaces de lograr ingresos muy significativos”.


Se define como un hombre sencillo, sensible, ansioso “un tipo común que luchó y luchará siempre por generar productos diferentes” , y se considera aferrado al presente “Creo que si bien es cierto este no es el mejor momento para nadie, no lo cambiaría, me perece es lo que nos toca vivir, me quedo donde estoy y la peleare junto al resto”.


Creció en el Centro de la capital cordobesa, su madre era Dietista Nutricionista una de las primeras en el país, y su padre Escribano. El secundario lo hizo en tres colegios diferentes: Dean Gregorio Funes (La Chacra), el Colegio Nacional de Monserrat, y por último en el Instituto Córdoba “Puedo decir que he estado en tres tipos de educación secundaria en la ciudad, la under, la doctoral y por último la transgresora”.


Trabaja desde los 15 años, en aquel momento ayudaba a los comerciantes del barrio. Cuando finalizó el secundario fue viajante de conservas para toda la provincia de Córdoba, posteriormente se incorporó como vendedor en una Inmobiliaria, hasta que descubrió al Turismo en la Agencia Nómade “De la mano de Yaco Taranto, tanto él como Roberto Martín me enseñaron muchísimo. Nómade fue comenzar a soñar en el Turismo”.


Su primera venta en Nómade fue un TKT a Salt Lake City, en 1978, y si tuviese que recomendar un destino Rodolfo diría que “el ánimo” para viajar es fundamental para disfrutar cualquier viaje “Nunca viajes si no estás dispuesto y con ánimo para hacerlo, el pasajero debe entender que el destino ES EL, y lo que haga de su viaje”.


En su trayectoria pasó por distintos escenarios del rubro, y subraya que el aprendizaje que obtuvo fue único, trabajó en Nómade, Zepelin, Meridiano Tours, Bonbini, Lineas Aéreas (cuenta propia), CBA Transporte, Airpark “Cuando deje Nómade, comencé un proyecto de operación de chantres directos desde COR, fue Zepelin Viajes, comenzó bárbaro y terminamos presos. Después del temblor y dar la cara, me reinventé como vendedor estudiantil, en el glorioso Meridiano Tours”.



En el mundo estudiantil Rodolfo señala que conoció el valor y la fuerza que impone la pertenencia, y la adrenalina que produce la venta “En Meridiano donde se peleaba pasajero a pasajero, colegio a colegio, cada temporada, nada importaba lo bien que hubiéramos hecho las cosas el año anterior. Cada año era un campeonato que salíamos a todo o nada”.


Nos cuenta que Bon Bini fue como su casa, y trabajar con José González, su amigo de toda la vida, fue algo magnífico para él “Con José teníamos simbiosis especial, tanto para comprar o negociar, fueron épocas únicas”. Recuerda que, en Bon Bini supo observar la importancia de trabajar con cautela y precisión, y nos trae al presente los momentos inolvidables de las Cenas Bon Bini Todo se puede, nada es una cuestión de dinero, es cuestión de gestionar y gestionar, el apoyo de muchísima gente hacia posible esas fiestas maravillosas”.


Luego comenzó un emprendimiento familiar de transporte donde brindaban servicios para compañías aéreas CBA Transporte SRL “Esto se mezcló bastante con mi participación para Argentina con diferentes Empresas Charteras que necesitaban apoyo local, y todo derivó en lo que es hoy AIRPARK Estacionamientos”. Airpark se fundó en el año 2010 pero en cada una de sus experiencias por distintos lugares Alina su esposa fue su gran apoyo, una persona muy especial para Rodolfo “En la lucha para llegar a donde estoy Alina ha sido IMPRESCINDIBLE”.


Sostiene que sus épocas de agente de viajes fueron fascinantes, y tuvo la oportunidad de conocer a personas capaces e involucradas, verdaderos profesionales de la materia “No recuerdo a todos, pero Gente como Prevostini en Iberia, Cabello en Air France, Valtier en Pan Am, Finkelstein en su agencia, Cesar Giuliani eran grosos. Tipos que le habían dado dos vueltas al mundo, o un Hugo Vertinetti en Cambios, siempre dispuesto a dar una mano”.


En el marco de la crisis producto de la pandemia por COVID-19 considera que las agencias están atravesando un duro momento, pero confía en que podrían resurgir “Tal vez con estructuras más pequeñas u on Line que permitan reducir costos. Creo que las grandes estructuras sufrirán un impacto mayor”.


Afirma que el gobierno hace lo que “más o menos puede, con la intención de que se note y salir en la foto” y considera que son los pequeños empresarios los que han luchado incansablemente en esta crisis “Emprendedores inigualables que arriesgan lo que no tienen por un sueño, los guías que aman lo que te muestran, en fin ese sin número de anónimos luchando contra viento y marea para el sector”.


Por último Rodolfo nos deja un emotivo mensaje para todos los que forman parte de la familia del Turismo “No bajen los brazos las peores épocas, generan hombres fuertes y si somos capaces de superar este trance, saldremos fortalecidos”.


Perfil:

  • Lugar en el mundo: Córdoba

  • Una persona: Helvecia (mi madre).

  • Un sueño: argentinos unidos.

  • Una virtud: intentar ser digno.

  • Un defecto: a veces me supera la soberbia.

  • Un gusto personal: perfumes y relojes.

  • Deporte o hobby que practica: Golf.




289 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo