Recorriendo la Ruta Azul

Se trata de un corredor que pasa por distintas áreas protegidas entre las provincias de Chubut y Santa Cruz. Atraviesa en más de 1000 kilómetros Parques Nacionales Marítimos y ofrece los atractivos de la estepa y el mar patagónico.


El azul marino del océano Atlántico, que es el hilo conductor del viaje, se impone a lo largo de todo el recorrido y le da nombre. Se conoce como Ruta azul al tramo que va de Camarones y Bahía Bustamante, en Chubut, hasta el Parque Nacional Monte León, en Santa Cruz. El circuito se extiende por la Ruta Nacional 3, sólo en un tramo corto, entre Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia, la ruta es plenamente costera.


El viaje comienza en Camarones, localidad cabecera del departamento Florentino Ameghino, un pueblo pequeño que se fundó en 1535, reconocido por sus actividades de pesca y buceo, así como la celebración cada mes de febrero de la Fiesta Nacional del Salmón. Su nombre se debe a que, en el pasado, su bahía tenía abundancia de una especie de camarones distintiva de la región.


Camarones es una zona de vientos intensos, pero también de una fauna privilegiada: lobos marinos, toninas, petreles y cormoranes se pueden avistar en excursiones embarcadas. Hoy es la puerta de entrada al Parque Nacional Marino Costero Patagonia Austral, un área protegida que abarca Bahía Bustamante -un pueblo alguero único en la Argentina- y el Cabo Dos Bahías. Dos paraísos de la fauna austral que protege unas 40 especies de aves y diez de mamíferos, entre pingüinos, patos vapor, ballenas, guanacos, ñandúes y lobos marinos.



A 163 kilómetros al sur de Bahía Bustamante veremos la próxima parada, en Comodoro Rivadavia. Aquí empieza el itinerario costero que propone la Ruta Azul une, a lo largo de 500 kilómetros, reconocidas áreas protegidas identificadas como “parques azules”. Este camino conjuga de manera constante la estepa con el horizonte del Atlántico.


Comodoro Rivadavia, es la Capital Nacional del Petróleo, la ciudad más habitada de la provincia del Chubut, tiene su propia playa en Rada Tilly, el escenario ideal del carrovelismo y su propia reserva, en Punta del Marqués, visible desde un acantilado a más de 150 metros de altura. Además del imperdible Museo del Petróleo, aquí lo encontramos todo: vuelos, conexiones de micro, hoteles de alta categoría.

En Caleta Olivia, Santa Cruz, la ruta hace honor a su nombre, podemos observar un mar que resplandece saturado bajo el sol. Luego, el pueblito de Fitz Roy se destaca por el gran Bosque Petrificado y Junto con Jaramillo, es un hito en la ruta que recuerda las huelgas de la Patagonia Rebelde, a principios de los años 20.


Siguiendo por la RN3, nos vamos “tierra adentro”, pero luego debemos tomar un desvío para ir hacia la orilla del Atlántico y Puerto Deseado. En esta instancia, nos toparemos con grandes maravillas de esta ruta, la Ría Deseado, que es un estuario con gran importancia biológica declarado reserva natural provincial, de aguas turquesas, también encontraremos islitas pobladas de pingüinos de Magallanes. Sorprendentes acantilados habitados por coloridos cormoranes; el paisaje de piedra de los Miradores de Darwin; y la Isla Pingüino, donde se ven de octubre a marzo los pingüinos de penacho amarillo.

Pero los paisajes de ensueño y los magníficos lugares para visitar aún no terminan, los acantilados y las excursiones imperdibles de Puerto San Julián, entre ellas: el Museo Temático Nao Victoria, una réplica en tamaño real de la embarcación que ancló el 31 de marzo de 1520 con la flota magallánica; y la Muestra Arqueológica Florida Blanca, con piezas de más de 13 mil años de antigüedad. Aledaña a la ciudad Puerto San Julián y en la localidad de Comandante Luis Piedrabuena, divisamos El Parque Marino Makenke, área de reproducción de lobos y elefantes marinos.


Y el broche final: el Parque Nacional Monte León, que posee una superficie de 62.169 hectáreas pertenecientes a la ecorregión Estepa Patagónica. Otro paraíso de la fauna y estepa que se aproxima al extremo más austral de la Argentina continental, despidiéndose con el azul zafiro del Atlántico que brilla contra la península, el icono central del paisaje es una península de tierra que se asemeja a un león echado denominada Cabeza del León y que le da nombre al Parque.



9 vistas

Pensatur

Chacabuco 150, local 23 - Córdoba, Arg.

Cel.: +54 9 351 803 8230 (WhatsApp)

E-mail: pensatur@gmail.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco

© 2019 by Nickname

Suscribite a nuestro boletín