La Cumbrecita: el pueblo encantado

Distante, solo a 118 Km de la ciudad de Córdoba, hay un lugar que mezcla lo autóctono de las sierras y lo exótico de su vegetación, dando como resultado un paisaje encantado lleno de magia y color en el Valle de Calamuchita: La Cumbrecita. A ella se accede por RP 5 y RP 109 y se encuentra en un pequeño Valle de las Sierras Grandes de Córdoba, a 1450 msnm de altitud.Con una impronta bien diferenciada, donde las construcciones alpinas se distinguen entre los añosos bosques de pinos, araucarias y cipreses, cascadas que bajan de la sierra y ríos de agua cristalina, estas son algunas de las características que definen su paisaje.


En el año 1934 el Doctor Helmut Cabjolsky y su familia se instalaron en el lugar. Helmut había nacido en Berlín en 1892 y llegado a la Argentina con 40 años de edad, junto a su mujer y sus dos hijos, para hacerse cargo de una gerencia de la empresa Siemens Buenos Aires. El 7 de septiembre de 1934 Helmut adquiere 500 hectáreas de un paraje desolado, un campo perdido en el corazón de las sierras que lo cautivó. Ese mismo año sus cuñados son enviados desde Europa para trazar el camino y se inició la forestación del pueblo. Con el paso del tiempo y ante el crecimiento del lugar surge la idea de generar aquí un pueblo alpino al servicio del turismo. Se organiza el loteo, trazado de calles, las primeras edificaciones para los interesados y la provisión de agua. El encargado de llevar adelante esta planificación fue el Ing. Helmut Cabjolsky, hijo mayor de la familia. A partir de allí, a fuerza de trabajo, La Cumbrecita comienza su crecimiento, respetando sus raíces criollas, europeas y el medio natural que le da resguardo.


En su ingreso ya percibimos un entorno de tranquilidad, donde la naturaleza y la mano del hombre han logrado encontrar el equilibrio. Gracias a ello, La Cumbrecita y sus alrededores fueron declarados Reserva Natural de uso múltiple por la ley provincial N° 8476, siendo el centro de este gran ecosistema y el principal guardián de la diversidad que en él habita. La Cumbrecita es un pueblo de 1000 personas que habitan en forma permanente, pero que, sin embargo, debe proveer una infraestructura capaz de contener el paso de más de 360.000 personas en el año.

Es el único Pueblo Peatonal de la provincia, donde se permite el ingreso con vehículos hasta el estacionamiento para quienes se alojan en los hoteles. Los recorridos están previstos para ser realizados a pie,recorrer este pequeño poblado nos trasporta en el tiempo y en el espacio, y se pondrán a prueba todos nuestros sentidos.

Lo ideal, es buscar el plano de la misma en la Secretaría de Turismo, y empezar a recorrer sus calles. Lo primero que podemos visualizar es el puente sobre el Río del Medio, un río sereno de aguas frías que baja serpenteante entre las piedras y atraviesa el pueblo. A esta altura ya se divisan, banderas y escudos de otras nacionalidades, y un exquisito trabajo decorativo en los frentes. Mientras caminamos,el aroma a pino invade el entorno, y la tranquilidad invita a quedarse.


Uno de los rincones más visitados es la Olla, asolo a 20 minutos de caminata después de haber atravesado el puente,se encuentra en uno de los extremos del pueblo, es uno de los balnearios preferidos en los días de verano. Rodeado de un frondoso bosque de Coníferas, se encuentra este salto de agua que se desliza por el accidentado terreno y cae a una pileta natural de más de 6 metros de profundidad.

Siguiendo el recorrido un poco más extenso se encuentra la Cascada. En el camino se puede visitar una antigua y diminuta capilla, ideada por Helmut Cabjolsky, confeccionada en madera, abierta a todas las religiones, construida en el año 1967, con capacidad para 45 personas. Sus puertas se abren para los oficios religiosos y fuera de estos días, solo se accede con la autorización especial de sus encargados. En temporada turística la misma está abierta por la tarde, ya que se protegen algunos objetos de valor como La Figura de María y El Niño, especialmente realizada en la Escuela de Ebanistería de Oberammergau (Baviera-Alemania), para esta capilla. Poseedora de un estilo muy particular,es el atractivo de muchos visitantes.

Continuando por el sendero bien delimitado,se percibe el ruido que produce la caída de agua de la Cascada. Uno de los puntos más representativos del pueblo, el arroyo Almbach, se abre paso en medio de una gran quebrada y produce este espectacular salto de agua de 14 mt de altura, que se precipita sobre una olla de unos 5 mt de profundidad.


La abundante vegetación que la rodea forma un lugar ideal para sentarse a descansar y contemplar el entorno. El acceso a La Cascada se realiza a través de una caminata que nos permite contemplar puntos panorámicos únicos.

Otro lugar imperdible es la Plaza de los Pioneros, creada en honor a los primeros habitantes del pueblo, apto para reuniones familiares y al aire libre. También muy cerca de allí,vemos la Plaza de Ajedrez, ideada y construida por don Julio Diesemberg, un inmigrante alemán residente en la localidad. Con dimensiones muy reducidas y un poco elevadas del nivel de la calle, este espacio cuenta con un tablero de ajedrez erigido en el piso y unos bancos de piedra desde donde jugar. Las piezas son verdaderas obras de arte de la hojalatería regional.

También se puede visualizar La fuente que fue diseñada por el Ing. Helmut Cabjolsky y construida en madera de lapacho en el año 1942, como obsequio para el cumpleaños de su padre.

En el recorrido se puede hacer un alto para disfrutar de la excelente gastronomía suizo alemana en el Bar Suizo, allí puede deleitarse con las salchichas (Bratwurst), el Goulash con Spätzle (tipo de pasta hecha con huevos, harina y agua con una carne hecha en sala) oalbóndigas de pasta de Turingia, codillo de cerdo asado, la sopa de patatas, Rheinischer Sauerbraten (asado ácido) ygastronomía criolla también.


Otro lugar para visitar es: Helmut, la casa del fundador, una de las casas más antiguas del pueblo,donde una de las especialidades son unas salchichas pequeñas y finitas del tamaño de un dedo. Se suelen servir en plato sobre una cama de SauerKraut (chucrut o col fermentada): Nürnberger Wurst.

Para la hora de la merienda, nos invade el olor a canela, Lacasa de té Edelweiss Delikatessentiene sus puertas abiertas y allí encontramos una gran variedad de infusiones y tortas caseras.El Berliner son unos bollos dulces tipo donuts rellenos una confitura de fresa o similares (frambuesa, melocotón, ciruela, etc.).Se comen en Alemania y Austria, aunque en cada región se les llama diferente, por ejemplo, en Graz (Austria) y se los conoce como Krapfen.

Dentro de la gran variedad gastronómica hay propuestas para celíacos:trucha ahumada a las finas hierbas, en el Resto Engel, o variedad de ensaladas con hongos del bosque. Y si de dulces se trata: pasteles de zarzamora, Strudel, y chocolates artesanales son algunas de las especialidades. Las alternativas gastronómicas son diversas y variadas.


La aventura también tiene su lugar, desde el recorrido por ríos subterráneos pasando por rapel y tirolesa en El Peñón del Águila. No habrá tiempo para aburrirse, la acción está aquí: pesca, senderismo, cabalgatas, arborismo, circuitos 4x4, son algunos de ellos. Por su recorrido y grado de complejidad, el Trakkinghacia otros destinos más alejados, las cabalgatas ya sea a paso tranquilo por las calles del pueblo, o en la inmensidad de la sierra, deben realizarse bajo la guía de prestadores habilitados. Las excursiones al Vallecito del Abedul y la Cascada Escondida, de unas cuatro horas de duración, el recorrido hacia Cerro Cristal y Casas Viejas, el ascenso a la cima del Cerro Wank o las trekkings extendidos hacia el corazón de las Sierras Grandes, nos brindarán experiencias únicas de contacto con la naturaleza. También la temperatura del agua y la pureza de los ríos y arroyos hacen un lugar propicio para el desarrollo de la Trucha Arco Iris. La Olla, el Lago de las Truchas y los rincones del Río del Medio, son escenarios ideales para la pesca de esta especie, recordando que la misma es pesca deportiva, con devolución.

Concebido para la recepción de visitantes, cuenta con una importante infraestructura de servicios:hoteles, complejos de cabañas, hospedajes y suites con servicios de primera calidad; complejos recreativos, visitas guiadas y excursiones de turismo aventura.

En el ingreso al pueblo se le cobrará el estacionamiento de su vehículo, y los coches de turismo deberán hacer lo mismo, las camionetas de la comuna lo trasladarán al pueblo y lo trasportarán nuevamente cuando decida regresar.


Con el dinero recaudado, se genera entre otras cosas: recolección, separación en origen y tratamiento de la basura generada, tratamiento de los líquidos cloacales, presencia de dos ambulancias, médicos y paramédicos al servicio del visitante, transporte de descenso y ascenso a las playas de estacionamiento más alejadas. Además, esa misma recaudación se destina a baños públicos en el centro cívico y la terminal, seguro de responsabilidad civil para los vehículos, planos de información turística actualizados, con circuitos y guía de servicios, guarda pesca y un equipo que llega a las 30 personas en época de mayor afluencia de público. Integrado por informantes turísticos, inspectores, personal de logística y demás roles indispensables se garantiza el cuidado del pueblo, la reserva natural y una visita agradable para los turistas.


Señor turista, disfrute de nuestros paisajes ¡Agencias de viaje de la provincia de Córdoba y Guías de turismo habilitados lo acompañarán en su próximo viaje!



Autora:

Elizabeth Bocca

Técnica y Guía Superior de Turismo

Presidente de Asociación de Guías

Profesionales de turismo de Villa Carlos Paz

Twitter: @europa2018

Instagram: @eboccaeuropa2018 @aguip.asocdeguias

568 vistas

Pensatur

Chacabuco 150, local 23 - Córdoba, Arg.

Cel.: +54 9 351 803 8230 (WhatsApp)

E-mail: pensatur@gmail.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco

© 2019 by Nickname

Suscribite a nuestro boletín