Actividad Turística… ¿Y después qué?

El pensamiento sobre la recuperación del Turismo a posteriori de la pandemia se refuerza a consecuencia de lo observado en China. La muralla china, muy cercana al lugar del epicentro del virus, fue abierta, alcanzando tanta demanda de turistas que fue necesario autorizar el ingreso a tan solo 20.000 visitantes por turno, previa reserva anticipada.

Sólo se habilitó un 20% de la muralla, para cumplir con el circuito. Otro tanto ocurre con el Disney World de Pekín. (Sold Out), estos ejemplos no hacen más que fortalecer mi convicción sobre el futuro del turismo en el planeta.



Además, debemos recordar lo ocurrido en nuestro planeta durante el Siglo XIV, con la llamada peste negra, que produjo la muerte de más de 50 millones de personas tan solo en la Europa Medieval. La causa fueron las ratas, que produjeron la peste bubónica: una verdadera catástrofe para la humanidad. De estas dos imágenes debemos extraer varias enseñanzas para el escenario del Turismo. Y es que nada será igual, nada será lo mismo, y, a partir de ahora, se deberán cumplir nuevos aforos en el transporte, el alojamiento, la gastronomía y otros servicios. Resulta evidente que todos tendrán que modificar su rutina, a menos que deseen bajarse del desafío.

De la segunda imagen quería destacar que, después de los sucesos de la peste negra, el sentimiento religioso adquirió un renovado impulso. Ya sea para expiar culpas, para orar por los difuntos, para agradecer estar con vida, y, también, para prepararse para el llamado -en ese entonces- buen morir. Todos los creyentes de la época vieron en aquella situación un castigo permitido por Dios, a modo de llamado para volver a su redil.

Por eso creemos conveniente, pensando en el día después de esta situación de confinamiento, apostar a la evolución inmediata y al desarrollo de dos productos muy puntuales: el Turismo Alternativo, y el Turismo Religioso.

Claramente, reitero, se hace uso de la creatividad, innovando, para cumplir las reglas de los nuevos protocolos que se pondrán en vigencia.

El cambio de actitud que aquí proponemos también involucra a los municipios, hasta ahora dependientes del flujo económico proveniente de la actividad productiva del turismo, y que, de pronto, se han visto sumidos en el desconcierto a causa del virus. Para ellos habrá un objetivo primordial, de cara al futuro: impulsar un nuevo ordenamiento en los ingresos, teniendo en cuenta esta advertencia superlativa.

Tanto el Estado como los privados buscarán alcanzar una reingeniería que les permita sobrevivir, para lo cual será necesario encontrar, rápidamente, un flujo económico alternativo para beneficio de la comunidad. La alianza público -privada que creemos debe surgir deberá dedicarse a concretar un planeamiento y regulación de la posible alternativa lógica para una subsistencia comunitaria fuera del Turismo. O sea, no poner todos los huevos en una misma canasta.


Esta posibilidad podrá encontrarse en la explotación de recursos naturales, emprendimientos genuinos, o ingresar en la radicación de empresas. Quizás algunos ejemplos puedan servir para ilustrar esto que digo: En el año 1945 Japón recibió dos tremendas bombas atómicas en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, en un hecho que desencadenó el final de la Segunda Guerra Mundial. A las 48 horas de finalizada aquella guerra, una empresa dedicada hasta entonces a la fabricación militar, se reconvirtió, y en la primera semana de paz lanzó al mercado las cámaras fotográficas marca NIKON.

Otro ejemplo más cercano lo tenemos en las poblaciones ubicadas en torno a la laguna de Mar Chiquita, que con el crecimiento de la laguna han visto una oportunidad en el fortalecimiento de la pesca industrial, la explotación de carnes y pieles de nutrias, e impulsando definitivamente el llamado “Circuito de los flamencos”. Esta rapidez de reflejos ha consolidado la región como destino turístico, y lo antes descripto la posiciona para recuperarse frente a la crisis, que ha sido tremenda, por cierto.

Agreguemos a este plan de reconversión de los municipios, la internacionalización, en principio, con relaciones para acceder a intercambios y comercio exterior. El Estado Provincial puede colaborar esta nueva mirada con sus áreas específicas para contribuir con asesoramientos técnicos y profesionales.

Finalmente, traigo a colación una alegoría del prestigioso consultor de empresas a nivel Mundial Peter Senge (U.S.A.) autor del libro “La quinta disciplina”, que nos ayuda a ratificar el concepto y el pensamiento de este trabajo: “Si a una rana se la coloca en una olla sobre un fuego intenso, buscará saltar y escapar. Mientras que, si la ponemos en una olla con agua a temperatura ambiente, y no la asustamos, se quedará tranquila. Cuando se va aumentando la intensidad del fuego, la rana quedará cada vez más aturdida y finalmente no estará en condiciones de salir de la olla. Los seres humanos reaccionamos igual que la rana. Saltamos si los cambios son repentinos, y nos adaptamos si el cambio es paulatino”

Creemos que el turismo tiene la enorme oportunidad de reponerse de manera rápida y eficaz, en tanto y en cuanto los empresarios, acompañados por el sector estatal, entiendan la necesidad de reconvertirse.


Autor:

Profesor Andrés Aguilera

Director Instituto I.S.C.A.D. de Argentina.

Analista y turismólogo.

-Mail: andresaguileracor@gmail.com

-Tel: 00 54 351 3394237

Córdoba Argentina

36 vistas

Pensatur

Chacabuco 150, local 23 - Córdoba, Arg.

Cel.: +54 9 351 803 8230 (WhatsApp)

E-mail: pensatur@gmail.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco

© 2019 by Nickname

Suscribite a nuestro boletín